Tarzán

Las Mejores Enseñanzas de Tarzán

Tarzán Las Mejores Enseñanzas

Una película clásica de Disney con hermosos mensajes a transmitir y que se ha estrenado en el año 1999 es Tarzán. Esta película narra las aventuras de un niño que, junto a sus padres, se extravía en las selvas de África. Pronto, sus padres mueren en las garras de un feroz leopardo. Tarzán es salvado por un gorila hembra quien también había perdido a su hijo en las garras del mismo leopardo. Por esta razón, ella decide adoptarlo y llevarlo a su tribu. Tarzán crece en medio de la selva a pesar de su falta de habilidades para la caza. No obstante, al llegar a los 15 años ya tiene habilidades desarrolladas y puede cazar y trepar con gran destreza.

Un día llega una expedición junto a Jane, una exploradora, de la que Tarzán se enamorará y que, juntos, vivirán aventuras mientras ven cómo crece el amor entre ellos.

Las enseñanzas que nos deja Tarzán son muy nobles y puras. Veamos, a continuación, cada una de las enseñanzas y mensajes que nos dejó la película Tarzán.

8 Enseñanzas que nos dejó la película Tarzán

Respeto por la naturaleza. Una de las grandes enseñanzas que deja el film Tarzán es, precisamente, el respeto por la naturaleza. El cuidado y el orden que hay en cada una de las cosas hasta que la ambición de conquista del hombre llega a usurpar y desbalancear este equilibrio existente.

La familia es lo más importante. A pesar de ser Tarzán un niño adoptado por un gorila hembra y convivir en medio de animales de especies diferentes, ellos constituyen una familia: se defienden y cuidan tal como ocurre con las familias. El mensaje aquí es que, sin importar los lazos de sangre, el amor de la familia prevalece por sobre todas las cosas.

Siempre debes enfrentar tus propios miedos y límites. Esto mismo queda manifestado en el personaje de Tantor, el elefante. Éste, a pesar de sus miedos, los enfrenta con valentía para ayudar a otros.

Igualdad. Más allá de las diferencias aparentes (Kala es un gorila y Tarzán un humano) ella rescata al niño, formando una relación madre e hijo entre diferentes especies pero con el mismo amor que en cualquier otro lazo entre una madre y un hijo.

Valentía. Así como Tarzán demostró ser valiente desde pequeño, cada persona deberá afrontar las distintas circunstancias con coraje y valor para poder sobrevivir.

No importan tanto las destrezas naturales, la perfección se alcanza con el esfuerzo. Tarzán no era un gorila u otro animal salvaje. Sin embargo, él pudo perfeccionar sus habilidades y convertirse en un cazador y defensor de su familia. Además él podía trepar, ya de adolescente como un gorila más, a pesar de él ser un ser humano y no tener el cuerpo ni el instinto de estos.

El afán de conquista del hombre solo trae destrucción. A pesar de no ser todos los hombres iguales, la película muestra cómo el instinto de conquista y caza de los seres humanos, pueden generar un gran desequilibrio en la naturaleza e incluso la muerte de muchos animales, tal como sucede en la película.

Ten cuidado pues siempre encontrarás personas buenas y personas traicioneras en la vida. Tal como le sucede a Tarzán en el film, en la vida se encuentran personas que nos acompañan y serán amistades positivas (como es el caso de Jane o de Kala, la gorila) como también hay quienes, tras engaños pretenderán tomar ventaja de alguna situación y hacer daño a alguien cercano, tal como sucede con Clayton quien desea ganarse la confianza de Tarzán solamente para capturar a los gorilas.