Intensamente

Las Mejores Enseñanzas de Intensamente

Intensamente Las Mejores Enseñanzas

Una película de Disney – Pixar que sin duda ya se ha convertido en un clásico es “Intensamente”. Esta película narra las aventuras de los diferentes sentimientos que una niña de 11 años tiene. Dentro de su cabeza, se encuentra alegría, tristeza, furia, temor y disgusto. Cada uno ocupará un rol según las circunstancias que la niña atraviese, pero el problema se presenta cuando alegría y tristeza, accidentalmente, salen del centro de cómputos y la niña ya no puede sentir ninguno de estos dos sentimientos.

Mientras ambas atraviesan diferentes aventuras para regresar y tomar el control, la niña tendrá sentimientos y falta de control de los mismos mientras que, poco a poco, sus recuerdos se van destruyendo. Una película que, sin dudas, deja importantes enseñanzas que describiremos a continuación.

10 Enseñanzas que nos dejó la película “Intensamente”

Es importante aprender a expresar lo que nos sucede, sea tristeza, alegría, enojo, etc. Esto se debe hacer de la manera correcta y sin herir a otras personas. La importancia de expresar la tristeza se ve cuando tristeza consuela a Bing Bong porque su carro se había perdido en el olvido.  

El cambio es lo único constante en la vida. Es normal sentir miedo, temor o ansiedad cuando un cambio se presenta en la vida. Esto mismo le pasó a Riley cuando sus padres decidieron mudarse a otra ciudad. Toda situación de cambio demandará una adaptación de parte de nosotros y deberemos adaptarnos, tarde o temprano a aquellas cosas que no son posibles cambiar.

En un momento de crisis, una persona necesita mucha contención y comprensión. Así como la película expresa la desconexión que siente Riley cuando alegría y tristeza se pierden, del mismo modo, una persona que esté atravesando una situación estresante o de cambio, necesitará de nuestra comprensión y contención.

Los recuerdos constituyen quienes somos. Si nos olvidamos de lo que hemos vivido, perdemos parte de nuestra esencia, tal como que sucedió a Riley en la película.

La mente no tiene límites. Aunque en sentido metafórico, podemos ver cómo la mente tiene todo almacenado en diferentes sitios y cada “sector” funciona para que la mente pueda aprender, memorizar, idealizar, etc.

La capacidad de resiliencia. Esta palabra hace referencia a la capacidad de las personas de poder supera situaciones difíciles o adversas. Cada persona tienen cierta capacidad de resiliencia. Riley lo demuestra cuando, luego de haberse destruido todas las islas en su mente, ella comienza de nuevo y, en poco tiempo, vuelve a tener otras islas aunque estas son más grandes y bellas que las anteriores.

Dejar en el olvido algunas cosas, es necesario y saludable. Así como algunos personajes trabajan dentro de la mente de Riley para desechar aquello que no sirve o simplemente se olvida, en la vida de cada persona olvidar algunas cosas es necesario y permite almacenar otros acontecimientos.

Todo lo que desees crear, comienza en tu mente. Así como la misma mente puede perder el equilibrio y la armonía por algún acontecimiento externo, del mismo modo, la mente puede crear de formas ilimitadas.

No es bueno siempre estar feliz o alegre. Ante algunas situaciones, la tristeza es irremplazable. Querer ocultar la tristeza con una falsa felicidad solamente nos producirá más sufrimiento posterior.

Aprender a reconocer cada emoción, nos ahorrará muchos sufrimiento. Cada sentimiento tiene una función y un motivo. Aprender a reconocer internamente las razones de porqué tal sentimiento ha aflorado, es parte del autoconocimiento.