Barbie como la Princesa de la Isla (2007)

En una isla desierta creció una niña de nombre Ro, después de un naufragio donde ella viajaba con sus padres, la pequeña sobrevivió de la tragedia y fue criada por los animales que vivían en esa isla, y que se convertirían en sus amigos y su única familia: el panda Sagi, una pequeña elefante bebé de nombre Tika, y Azul un pavo real que siempre divertía a todos con sus actos extraños.

Su pasado parece haberse borrado de su memoria, no recordaba nada, solo tenía como recuerdo de su historia un cofre con algunas pertenencias, en ese cofre había una bandera con una rosa blanca que después de tiempo, le traería gratas sorpresas. Su vida transcurría sin problemas, ayudada por sus amigos y viviendo libre en aquella isla; hasta que un buen día su suerte cambiaría y con ella, el curso total de su historia.

Un buen día, llega a la isla un apuesto joven llamado Antonio, él era un príncipe que gustaba salir en busca de aventuras y explorar nuevas tierras; al llegar a ese sitio es atacado por violentos cocodrilos pero Ro, le ayuda y lo libera. Él muy agradecido le ofrece ir con él, al reino donde vive, con la esperanza de que pueda descubrir su pasado. Ella acepta y emprende el viaje con sus inseparables amigos animales. En ese viaje y sin darse cuenta cómo, ambos jóvenes se enamoran.

Al llegar, los reyes no reciben con buenos ojos a Ro a quien la veían como una salvaje y mucho menos aceptarían una mujer así como novia del príncipe; por lo que el rey decide arreglar un pronto matrimonio de su hijo, pero con una princesa de un reino cercano, la princesa Luciana hija de una mala mujer: la reina Ariana.

La soberana ambiciosa y malvada, pretende que con la boda, ella pueda adueñarse del otro reino y se da cuenta desde un inicio que Ro y el príncipe se encuentran enamorados, por lo que sabe que la boda con su hija corre peligro si los jóvenes continúan con su amor, entonces intenta hacer desaparece a Ro y hacerla quedar muy mal delante de los reyes.

Ro se siente triste por la próxima boda del príncipe y es desdichada fuera de su isla; sin embargo permanece ahí un tiempo más; es en la fiesta de compromiso de los príncipes que Ro cautiva a todos con su belleza y su gracia. Antonio no puede evitar decirle que la ama, y Ro, para evitar contratiempos, decide volver a su isla.

Cuando está decidida a hacerlo ve llegar un carruaje con banderolas que tenían una rosa blanca ¡la misma de su cofre! Al investigar, le es dicho que ese es el emblema de reino vecino llamado Paladia, pero que los reyes de ese lugar sólo tuvieron hijos, no hijas. Se desilusiona terriblemente y están aún más triste que nunca.

Ariana decide de una vez por todas sacar del reino a Ro, por lo que pone una hierba del sueño llamada “hierba del atardecer” en la comida de todos los animales. Inmediatamente todos culpan a la chica de haber causado daño a los animalitos del reino y la envían a un calabozo.

Cuando Antonio pide que sea liberara, el rey dice que liberará a Ro y la devolverá a la isla, si finalmente se lleva a cabo la boda con Luciana.

Ro es liberada y enviada en un botea hacia su isla, pero por desgracia sufren un accidente provocado por Ariana y cuando están por ahogarse en las heladas aguas del océano, Ro recuerda su naufragio: de niña, en una fuerte tormenta, se cayó por la borda del barco, mientras un hombre gritaba su nombre: “Rosella”.

Habiendo recuperado su memoria, Ro llama a sus amigos los delfines y estos les ayudan a regresar al reino del príncipe Alberto.

Antes dela boda, Ariana envenena el pastel de bodas y toda la comida que ha de servirse en la ceremonia, la cual está a punto de realizarse finalmente. Entonces, Ro llega y enfrenta a Ariana, diciendo que uno de sus amigos pájaros la vio envenenado la comida. Ariana niega todo, pero su hija Luciana confirma la historia de Ro, argumentando que su madre le había dicho que no comiera ningún alimento de la boda.

De esa forma Ariana trata de escapar en un carruaje, pero finalmente es detenida. Los reyes se disculpan con la joven Ro, y ella les dice que su verdadero nombre es Rosella. Una mujer escucha ello y le dice que ella tuvo una hija con ese nombre, a la que perdió durante una tormenta en altamar.

Ambas se dan cuenta que son madre e hija y la felicidad llega por completo cuando Ro y Antonio se casan finalmente y Luciana se despide de ellos deseándoles mucha suerte.